Kiss

KissPano
MADRID 13/14 de Octubre de 1983
MADRID 28 de Noviembre de 1996
BILBAO 20 de Junio de 2008
MADRID 22 de Junio de 2010
MADRID 25 de Noviembre de 2011
MADRID 22 de Junio de 2015
MADRID 8 de Julio de 2018
 

MADRID 13/14 de Octubre de 1983

         

         

       

Primera visita de KISS a España, sin maquillaje ni sus super escenarios de los 70. Todos alucinados, claro. Años más tarde vimos lo que era un concierto de verdad de ellos y la cosa cambió y mucho. El más simpático el fallecido Eric Carr. El guitarrista novedad, el diminuto Vinnie Vincent, era un poco…cómo decirlo…asesinable.

MADRID 28 de Noviembre de 1996

      

Kiss - Madrid 28 de Noviembre de 1996 Foto 6          

You wanted the best, you got it!! Ahora sí. Un auténtico concierto KISS con la ¡formación original! y toda la parafernalia que los fans esperan, porque sin el montaje, las explosiones, el maquillaje… esta no pasaría de ser una buena banda de rock sin más.

(F) Durante las dos primeras canciones los fotógrafos acreditados podíamos estar en el foso para tomar imágenes. Los KISS son conscientes de que estamos allí y posan amablemente para que consigamos buen material. Paul se puso la púa en la lengua. Hice la foto y me acerqué para cogerla pero no me atreví al final, no fuera a mosquearse. Mi compañero Ricardo Santonja inmortalizó el momento. La púa que pillamos la encontré en el suelo después.

BILBAO 20 de Junio de 2008

Kobeta Sonik

         

MADRID 22 de Junio de 2010

         

MADRID 25 de Noviembre de 2011

(P) Bueno, no eran exactamente los KISS, eran Bruce Kulick y John Corabi con guitarras acústicas tocando clásicos de la banda y del rock. Después de ellos una banda tributo, muy divertidos con sus trajes-KISS-Mercadona.

El tema estaba organizado por el KISS Army de España. En un momento dado el presidente español del KISS Army salió al escenario a dar unos regalos a los músicos, un jamón y una botella de vino o algo así. Los amigos Bruce y John flipaban, tenían la misma cara de alucine que un explorador africano delante del jefe de la tribu. A continuación los fans número uno de KISS de España subieron también y cantaron como un solo hombre todos juntos God gave R’nR to you. Una mezcla entre una peli de Paco Martínez Soria y Las Vegas, entre cómico y emocionante, no lo tengo muy claro.

MADRID 22 de Junio de 2015

Kiss - Madrid 22 de 2015 Kiss - Madrid 22 de 2015 SET List Kiss - Madrid 22 de 2015 Púa (Paul Stanley) Kiss - Madrid 22 de 2015 Púa (Eric Singer) Kiss - Madrid 22 de 2015 Baqueta (Eric Singer) Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 27

Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 1 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 2 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 3 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 4 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 5 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 6

Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 7 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 8 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 9 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 10 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 11 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 12

Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 13 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 14 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 15 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 16 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 17 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 18

Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 19 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 20 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 21 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 22 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 23 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 24

Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 25 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 26 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 34 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 33 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 37 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 30

Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 32 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 31 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 35 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 29 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 36 Kiss - Madrid 22 de 2015 Foto 28

The Dead Daisies - Madrid 22 de Junio de 2015 SET List The Dead Daisies - Madrid 22 de Junio de 2015 Púa (Marco mendoza) The Dead Daisies - Madrid 22 de Junio de 2015 Foto 1 The Dead Daisies - Madrid 22 de Junio de 2015 Foto 2 The Dead Daisies – Madrid 22 de Junio de 2015 Foto 3

Hay chistes que, por mucho que los escuches, siempre te hacen gracia.  Cuando por los altavoces de un estadio suena una voz cavernosa que brama “…Youuuu wanted the best youuuu got the best, the hottest band in the world… KISS !!” los que estamos allí reunidos no podemos dejar de sentir un cosquilleo al tiempo que pensamos “…ahora viene lo bueno”.

Un concierto de KISS es un frenesí…demasiado espectáculo, demasiado volumen, demasiados detalles, demasiados souvenirs (púas, baquetas, detalles visuales con los asistentes en primera fila). El del 22 de Junio de 2015 en Madrid, último concierto de la gira europea, no fue una excepción.

Lleno total con un público muy joven, entregado y emocionado. Casi toda la audiencia podrían ser nietos biológicos de Gene Simmons o de Paul Stanley, había familias enteras con sus hijos y sus caras pintadas, el ambiente parecía de parque de atracciones. No tiene importancia que estos no hayan compuesto una canción decente en lo que va de siglo. Con los KISS compras una entrada y estás durante dos horas dejándote llevar y disfrutando de una montaña rusa, un tren de la bruja, un tiovivo y un tobogán gigante todo a la vez. Eso sí, con unas canciones atemporales, un repertorio clásico impecable y toda suerte de trucos escénicos, no por repetidos menos emocionantes y divertidos.

Allí estaba el monstruo (literal) Simmons, con su envergadura, escupiendo fuego, volando, vomitando sangre y dándonos mucho miedo con su lengua kilométrica. Y el galán Stanley, regalando besos a las chicas de primera fila, obsequiando con su posé de púa en la lengua para todos los que quisieran fotografiarle, rompiendo su guitarra en Rock & Roll all nite, volando hasta el final del recinto, un tipo cercano y dando lo que se espera de su posición de frontman. Y cientos de las dichosas púas volando…quien menos en las primeras filas se fue con un par de púas firmadas, dedicadas y…¡acojonantes! Hasta el batería Eric Singer tiene y regala sus púas personalizadas, aunque ni se aproxime a una guitarra. Habría que investigar, pero creo que fueron ellos quienes inventaron las púas firmadas y personalizadas en los 70 y junto a Metallica (en segunda posición), los que más esmero, cuidado y repertorio tienen. Quien sea coleccionista serio de púas de KISS tiene muchísimo trabajo para recopilarlas….

El escenario tenía esta vez vídeos hasta en el techo, pancartas gigantes laterales con el logo el KISS Army, fuegos artificiales y explosiones continuas, plataformas, confetti…. La fiesta del Rock en toda su magnitud, el concepto de show total iniciado por Alice Cooper y perfeccionado por ellos mismos. Es verdad que Eric Singer y Tommy Thayer no son Peter Criss ni Ace Frehley…llega un momento que ni un fan clásico de la banda les echa de menos, te lo estás pasando tan bien que te olvidas de quién está detrás de la máscara.

Detalles que pudimos contemplar desde nuestra privilegiada primera fila: los pies de los micrófonos los atornillan al suelo para que no se muevan. Simmons apenas puede andar tres pasos sin ayuda de sus asistentes. Ya lo anunció en el pasado: su traje pesa unos 11 Kilos y tiene 65 años, esta es su última o penúltima gira. Bebe continuamente una especie de mosto tibio. Imagino que si dejara de beber se desmayaría deshidratado…También vimos como uno de los roadies se esmeraba en usar la linterna de su smartphone para “activar” las bandas fosforescentes que, en la oscuridad, sirven de diana en un cubo de gomaespuma donde Gene debe lanzar y clavar la espada-antorcha con la que escupe fuego por la boca.

Los fotógrafos oficiales de la gira (el gran Ross Halfin incluido) que permanecen todo el concierto en el foso trabajando no pueden dejar de tararear alegres el estribillo de Rock & roll all night, a pesar de que la escuchan noche tras noche. Es la magia de las grandes canciones: Que te atrapan y no te dejan escapar.

De lo mejorcito fue un guiño que introdujeron en medio de Lick it up con los acordes y el redoble final de Won’t get fooled again de The Who. Fue fantástico, Paul y Tommy subidos en una plataforma, serios y concentrados en lo que me gusta interpretar como una muestra de respeto a una de las influencias de su juventud, los miembros de KISS también son o han sido fans de otros. Hasta los rayos laser de color verde recordaban la escenografía de los británicos.

Mención para los teloneros The Dead Daisies, con nuestros viejos amigos Marco Mendoza (Thin Lizzy, Whitesnake) y John Corabi. Con su nueva banda de músicos profesionales como los Guns N’ Roses Dizzy Reed y Richard Fortus nos ofrecieron un concierto de rock divertido y profesional. El amigo Marco habla castellano sin problemas (Stanley lo intenta también, algo más patético) y estaba encantado con su posición de segundo líder de su banda.

Cuando, horas después del concierto, uno llega a casa y de los bolsillos sale confeti que se había colado sin invitación, es señal de que algo extraordinario ha ocurrido.

MADRID 8 de Julio de 2018

 

   

Montar el tinglado de un concierto de Kiss para una duración de hora y media nos supo a muy poco. Retraso en el montaje, descontrol organizativo en los accesos (los que pagaron la entrada de ‘Early entry’ no fueron los primeros en entrar, los que pagaron la carísima entrada de ‘Meet and greet’ no podían estar en las primeras filas), indiferencia general del personal del recinto y de seguridad. Últimamente se están cuestionando todas estas entradas VIP a precios desorbitados y es cierto, no recibes siempre lo que pagas. Desde EPF siempre denunciamos el borreguismo y la falta de respeto que hay en general hacia en público en conciertos de Rock, si encima pagas una entrada con determinados privilegios y estos no existen o son absurdos (¿una entrada VIP para 5000 personas?) dan ganas de amotinarse. Las reclamaciones son inexistentes por su garantía de poco éxito.

El circo Kiss fue el habitual, con casi todos los ‘clasicos’: el numerito de Simmons mordiendo sangre y volando hacia una plataforma elevada, las arengas de Stanley haciendo competiciones de qué parte del recinto grita más, además de decir que el de esa noche es sin duda el mejor concierto de su vida, las posturas, la pirotecnia, el confetti en Rock and roll all nite. Digo ‘casi’ porque faltaron canciones y no hubo solo de batería, que suele ser espectacular en efectos. No es que estuviera mal, pero tampoco sorprendió o emocionó; era ver la misma buena película una vez más… hay veces que no se disfruta tanto.

Siempre hemos visto a Kiss desde primera o segunda fila, en este concierto les noté más en contacto visual con las primeras filas, regalando besos, lengüetazos y púas (pocas para las que llevan por todas partes) a los que tenían más cerca.

Un show profesional y digno, menos efectos que otras veces. Pero… hora y media casi justa, demasiado poco.

 

No hay comentarios

Cuéntanos algo!

Sonido EPF·····························································© 2013 Francis Tsang y Pablo de las Heras························································Síguenos enfacebook