Saxon

Saxon
MADRID 8 de Abril de 1983
MADRID 20 de Junio de 1985
MADRID 24 de Mayo de 1991
MADRID 15 de Mayo de 1992
MADRID 3 de Octubre de 2009
MADRID 9 de Julio de 2010
BARCELONA 23 de Julio de 2015
MADRID 17 de Diciembre de 2016
 

Biff y sus chicos estuvieron a puntito de ser uno de los grandes grupos británicos junto con Judas y Maiden, pero se quedaron a las puertas. Misterios del mundo musical. Quizá por esto han tenido que salir de gira más de lo hubieran querido y así les hemos podido ver en España con mucha frecuencia.

MADRID 8 de Abril de 1983

    

Mi primer concierto de rock (Pablo). Como decía la canción de Topo, en la puerta había ‘manifestación, palos y carreras’. Vaya movida, la fiesta estaba más fuera que dentro.

MADRID 20 de Junio de 1985

  

          

MADRID 24 de Mayo de 1991

       

MADRID 15 de Mayo de 1992

          

MADRID 3 de Octubre de 2009

  

MADRID 9 de julio 2010

Varios - Sonisphere Festival 2010 - Madrid 9 de Julio de 2010

El concierto fue al día siguiente del partido de futbol del Mundial en el que España ganó a Alemania en semifinales. Biff Byford alabó los “grrrrandes cojones” (así, en español macarrónico) de Carles Puyol y su golazo de cabeza.

BARCELONA 23 de Julio de 2015

Rock Fest Barcelona 2015

Saxon - Barcelona 23 de Julio de 2015 Foto 1 Saxon - Barcelona 23 de Julio de 2015 Foto 2 Saxon - Barcelona 23 de Julio de 2015 Foto 3 Saxon - Barcelona 23 de Julio de 2015 Foto 4 Saxon - Barcelona 23 de Julio de 2015 Foto 5

Hay veces que no entiendo las planificaciones de los conciertos de rock en los grandes festivales, habrá algún motivo que se me escapa o lo organiza alguien que no sabe de qué va todo esto con una hoja Excel.

El cartel del primer día del Rock Fest en Barcelona era más que atractivo: Dream Theater, Status Quo, Scorpions, Saxon y WASP…¡un momento!…¿qué hacen esos Nightwish entre Scorpions y Saxon?. Un cartel inteligente al reunir grandes grupos de rock y heavy metal clásicos de la misma generación (60’s y 70’s en sus respectivas génesis) y de estilos parecidos o compatibles. Pero los finlandeses Nightwish y su plúmbeo metal-estridente-sinfónico de los noventa cargados de previsibles y anti-efectistas trucos escénicos lo chafó todo, al menos para mí, rompió el clímax de estilos, de ambiente y de horarios, desplazó a Saxon a tocar de madrugada y nos (o me) dejó sin ganas de mucho más rock and roll.  

El concierto empezó con la fantástica Motorcycle man y salvo alguna canción nueva (y mala) como Sacrifice, se sucedieron los grandes temas de la banda: Strong arm of the law, Crusader, Strangers in the night…un repertorio irreprochable…que no dio un gran concierto. Como hemos comentado en algún otro concierto en EPF, es posible que no fuera mi noche y que el calor, la sed y el hastío de la espera a la que nos obligaron los finlandeses pudieron con mi energía. Objetivamente el sonido de Saxon fue horrible, nos dimos cuenta los asistentes lo bien que sonaron Scorpions cuando Saxon estaban en escena; Paul Quinn y Nigel Glocker tenían el aspecto de querer volverse al hotel a dormirla y nuestro querido Biff, con su buena voz e intenciones, no hacía más que tirar de tópicos y no animar al personal, salvo los incondicionales que se animan aunque estén viendo a un tordo mugiendo en do bemol.

MADRID 17 de Diciembre de 2016

saxon-madrid-17-de-diciembre-de-2016 saxon-madrid-17-de-diciembre-de-2016-set-list saxon-madrid-17-de-diciembre-de-2016-foto-1 saxon-madrid-17-de-diciembre-de-2016-foto-2 saxon-madrid-17-de-diciembre-de-2016-foto-3 saxon-madrid-17-de-diciembre-de-2016-foto-4

saxon-madrid-17-de-diciembre-de-2016-foto-5 saxon-madrid-17-de-diciembre-de-2016-foto-6 saxon-madrid-17-de-diciembre-de-2016-foto-7 saxon-madrid-17-de-diciembre-de-2016-foto-8 saxon-madrid-17-de-diciembre-de-2016-foto-9 saxon-madrid-17-de-diciembre-de-2016-foto-10

saxon-madrid-17-de-diciembre-de-2016-foto-11 saxon-madrid-17-de-diciembre-de-2016-foto-12 saxon-madrid-17-de-diciembre-de-2016-foto-13 saxon-madrid-17-de-diciembre-de-2016-foto-14 girlschool-madrid-17-de-diciembre-de-2016-foto-1 77-madrid-17-de-diciembre-de-2016-pua

Una tarde/noche fría y desangelada en Madrid se convirtió inesperadamente en un cálido viaje temporal hacia la gloriosa década de los ochenta.

Este concierto debía haberse celebrado a principio de año en el Palacio de deportes de Goya, junto con Motörhead, pero la muerte de Lemmy lógicamente suspendió aquella gira. Las últimas visitas de los sempiternos Saxon nos dejaron con sensaciones tibias. Esto podría ser comprensible cuando tocan en un macrofestival a horas demasiado tempranas con luz del día, o ya de madrugada cuando el cuerpo te pide volver a casa después de una jornada interminable. Sin embargo tampoco nos ganaron como artista único en el concierto del 2009 en la sala Heineken.

Por todo esto el listón no estaba demasiado alto al entrar en el nuevo y práctico espacio anexo del Palacio de Vistalegre. Afortunadamente nos equivocamos. La primera buena señal era que la sala, de un tamaño similar al de La Riviera, estaba llena.

Los barceloneses Seventy seven de los hermanos Valeta resultaron ser un estupendo primer telonero, llenos de entusiasmo y buenrollismo contagioso. Un diez para ellos.

Girlschool me provocaron recuerdos agridulces que nada tenía que ver con su actuación sinó con el paso del tiempo. Las otras dos veces que las vimos fueron como teloneras de Black Sabbath  en el ´83 y Rainbow en el ´82. Hace 35 años !! Toda una vida. También podríamos pensar lo mismo respecto a Saxon porque nuestro primer concierto con ellos también es del ´83. Supongo que la diferencia es que, el hecho de haberles visto tocar cada cierto tiempo en estas décadas hace que el “golpe de realidad” sea menor.

 En el camino se quedó la guitarrista Kelly Johnson victima del cancer en el 2000, pero las demás, Kim McAuliffe, Enid Williams y Denise Dufort, ahí siguen, rondando la sesentena. A Kim la sustituye de manera efectiva Jackie ChambersEmergency y Take it like a band a modo de homenaje a Lemmy y su gran (único) hit C´mon lets go quedan en la memoria de su actuación.

Es la hora de Saxon y, como siempre en sus conciertos, suena Its a long way to the top de los AC/DC. La banda salta al escenario bajo las cegadoras alas del águila de metal y luces que cubre todo el fondo. Nigel Glockler, Paul Quinn, y Biff Byford con 64, 65 y 66 tacos a sus respectivas espaldas. (parece que hoy el rollo va de contar años) Completan el line-up Doug Scarrat, guitarrista desde 1996 y Gus Maricostas sustituyendo temporalmente en el bajo a Nibbs Carter, ausente por un tema familiar.

Por alguna razón insondable Biff andaba de excelente humor y esa constante marcó el tono de la noche. La huella del tiempo ha dejado su rastro evidente en el rostro de nuestra estrella. Añádele además sudor a chorros, pasión sin freno, las necesarias muecas “vendemotos” y tendrás la iconografía del un “frontman” heavy con la experiencia de mil combates. Me impresionó durante 20000 ft cómo N. Glockler aporreaba la batería a una velocidad endiablada, pero lo hacía con la cabeza agachada, tocándose el pecho con la barbilla y los ojos completamente cerrados.

P. Quinn estuvo muy simpático y al final, como siempre hace, tiró puñados de púas. La pena para nosotros, coleccionistas irredentos, que no hayan cambiado el diseño desde hace ni se sabe. Además él y D. Scarrat usan las mismas, con lo que no hay variaciones. Fuera de la lista de canciones que aparece en la galería de fotos tocaron Power and the glory y un arrollador Ace of spades para mayor gloria de Lemmy.

La noche acabó siendo un gustoso recorrido extra-largo de más de dos horas de watios empastados que golpearon nuestros curtidos tímpanos como si realmente hubieran usado un auténtico “Battering ram”.

No hay comentarios

Cuéntanos algo!

Sonido EPF·····························································© 2013 Francis Tsang y Pablo de las Heras························································Síguenos enfacebook